EL
HOMBRE
del
PARAGUAS

¿De qué va la historia?

Stories

15 marzo

Te despiertas un día, te preparas el desayuno y mientras tanto, cotilleas un poco Facebook. Espera, ¿qué es eso de ahí?

Llegas a la oficina y le preguntas al resto de tus compañeros: oye, ¿a vosotros también os han salido los Stories en Facebook? Ni te responden. Todos están haciendo cucamonas probando esta “nueva” funcionalidad. Que si unas estrellitas aquí, que si el perezoso encima de la cabeza, que si le pongo un texto gracioso…

Pasan unas semanas y…

Te despiertas, te preparas el desayuno y mientras tanto, respondes a algunos mensajes en WhatsApp. Espera, ¿qué es eso de ahí? ¿Cómo que stories también aquí? Vas a la oficina y haces la misma pregunta a tus compañeros. Pero esta vez sí te responden. Con cara de susto, con el ceño fruncido, con un “no pienso usar eso”. Y no lo hacen. ¿Por qué ibas a querer que el tipo del servicio técnico de tu frigorífico sepa más de ti? O tu casero, tu madre, tu primo el de Sebastopol….

WhatsApp no funciona como red social, si no que se ha establecido en nuestras vidas como una herramienta de comunicación. Es el antiguo SMS mejorado a la enésima potencia. Por lo tanto, no nos vamos a poner a fardar en esa plataforma de vida social, de playita o de mascota. Y aunque parezca mentira, en Facebook tampoco ha terminado de despuntar. Prueba a entrar en tu perfil, ¿cuántas personas suben stories a esta red social? Una, como mucho dos.

Donde sí está teniendo tirón la cosa es en Instagram. Sin darnos cuenta, nos dejamos media tarifa de datos en ver qué han estado haciendo nuestros amigos o los famosos de turno. Y la gente de Mark lo sabe. Por eso han tardado muy poco en meter publicidad (recordemos que esto de las redes sociales es un negocio, amigos). Así que atento, porque entre story y story se te colará algún vídeo o foto de un usuario al que no sigues. Pero ahí está, te lo han colado. Cuando te hayas querido dar cuenta el contenido se habrá esfumado. ¡Y a otra cosa, mariposa!

¿Pero por qué es tan atractivo todo esto? Porque es como un juego, porque consumes stories como quien come pipas, porque puedes ser muy creativo, porque nos gusta enseñar lo mucho que molamos, a cada minuto y sin tener que petarle el muro a nuestros amigos. Y porque todo lo que subas desaparecerá en 24 horas. Menudo alivio, ¿eh? Glups, espera, que no vas a recibir ninguna notificación si hacen captura de pantalla de un stories subido de tono o totalmente bochornoso…

El consumo de vídeo en redes sociales es “lo que mueve el mundo”. Eso lo tenemos todos claro. Y cuanto más ocupe en la pantalla de nuestro móvil, mejor que mejor. Por eso se va haciendo hueco en las redes sociales que más usamos. Por eso el futuro iPhone 8 se ha diseñado con una pantalla más grande y alargada. Por eso quizás se cumplan las amenazas de la llegada de publicidad en WhatsApp. Por eso el equipo de Mark va probando “nuevas” funcionalidades.

P.D: Por cierto, ¿alguien se acuerda de Snapchat?

 

Lucía Helguera.

Digital Manager de El Hombre del Paraguas

POST

RELACIONADOS

SUBIR