EL
HOMBRE
del
PARAGUAS

Nuevo Business Development Manager

Jaime Pérez: "Disfruto, luego existo"

18 mayo

Ya sabía yo que alguna sorpresa me tenían reservada…

“Jaime, tienes que redactar tu propio post de incorporación a la agencia, la PR Manager está de vacaciones” Ya me la han colado y acabo de llegar.Pero lo que no saben es que han fichado a un tipo que piensa que huir es de cobardes y que si algo le motiva son los desafíos. Vamos a ello. Cuando la gente me pregunta qué es lo que más me hace valorar un trabajo, mi respuesta es siempre la misma: “¡Que me haga disfrutar!”

Son ya unos cuantos años en esto de la publicidad, el marketing y la comunicación, más de veinte, he pasado por unas cuantas compañías: grandes, medianas, pequeñas, ocupando posiciones, en algunos casos de gran responsabilidad, pues bien, a pesar de todos los incentivos económicos recibidos, motivaciones personales y profesionales alcanzadas, sólo hay una cosa de la que me siento verdaderamente orgulloso: en algún momento he disfrutado de lo que hacía y he podido transmitir ese entusiasmo a todos aquellos que me rodeaban, dentro y fuera de cada organización: compañeros, jefes, equipo, clientes, colaboradores…

Ese es el objetivo que me marco cada vez que inicio una nueva etapa profesional, que le voy a hacer, sigo enamorado de mi trabajo.
Son solo unas pocas semanas las que llevo inmerso en el día a día de esta joven agencia (3 años en la cartelera madrileña), que es El Hombre del Paraguas, pero me ha conquistado. Ha conseguido que de manera irracional me convierta en su primer fan incondicional.
Las ganas por hacer algo grande desde la humildad, el esfuerzo, el criterio profesional, sin olvidarme de la brillantez y consistencia de las ideas que surgen en cada reunión de equipo, me han cautivado.

Este grupo de jóvenes (sí, sí, jóvenes aunque sobradamente preparados, ¿te acuerdas de JASP, la campaña de Renault Clio de 1995?) antes usuarios que publicitarios, me enseñan cada día a afrontar nuevas realidades y entornos cambiantes, a adaptarme y reinventarme, en definitiva, cada día. Sí, lo han conseguido, vuelvo a disfrutar con mi trabajo.
Huyen de la palmada superflua que tanto daño ha hecho a esta profesión, creen en sus ideas transformadas en historias, experiencias vitales al fin a y al cabo, a pesar de que unos cuantos cobardes no las compraron por valientes y atrevidas… qué curioso, ¿verdad? Los mismos que nos muestran en sus briefings ejemplos de innovación y originalidad a la que asemejarse…
El talento el mejor ingrediente para el cocktail de entusiasmo con el que afrontamos cada trabajo, sólo así disfrutaremos con cada pequeño detalle del día a día, y sólo así cada trabajo que salga de nuestras manos será tan bueno como los realizados hasta ahora. Sois el complemento perfecto, a mi experiencia adquirida en algunas de las agencias multinacionales más importantes.

Hacéis que vuelva a sentirme joven. Ya lo decía Victor Hugo: “Los cuarenta son la edad madura de la juventud”.

“Si puedes disfrutar de tu pasión, la vida será bastante más interesante que si simplemente estás trabajando”
Richard Branson

Jaime Pérez, Business Development Manager

POST

RELACIONADOS

SUBIR